Etiquetas

, , , , , ,

Servicios Sociales Profesionales o la graciabilidad de las prestaciones (I)

la foto (1)

Hace unos días introduje en el buscador Google las palabras “servicios sociales” y como resultado arrojó la imagen que da cabecera a este post.

¿Qué hemos hecho nosotros (profesionales de atención social) para merecer ésto? Me pregunté, y seguidamente la cambié a ¿Qué no hemos hecho  para merecerlo?

Estamos inmersos en una montaña de labores burocráticas, gestionando programas y programas, cubriendo las necesidades básicas de nuestros clientes… ahh sí, clientes que no usuarios… pero de esto hablaremos en otro momento.

Servicios Sociales se ha convertido en un  cajón desastre en el que parece que todo tiene cabida y que como profesionales desempeñamos con gran ímpetu. Sin orden y concierto podemos trabajar la autoestima de mujer maltratada, tramitar una tarjeta 65  y más, animar a un adolescente a participar en un PCPI o contactar con Endesa para que fraccione el pago de una deuda a un usuario… Y todo suena armónicamente al final de la mañana, os lo puedo asegurar. Pero también es cierto que nos embarga una sensación de caos y desasosiego por la tremenda inquietud de haber perdido el tiempo y no poder concretar los logros del día.

En el año 2004 empecé a descubrir la gestión de la calidad como una herramienta de trabajo. Puede parecer algo abstracto y engorroso, un concepto aplicable a todo y lleno de connotaciones marketinianas. Pero es un motor todoterreno para optimizar la gestión y desarrollo de nuestro trabajo y un trampolín para visibilizar la labor que hacemos.

Establecer un nuevo sistema de gestión abrirá muchas puertas y dará muchas respuestas a incertidumbres que nos embargan, cierto es que en un primer momento conlleva mucho trabajo, pero a nosotros eso no nos achanta.

Realmente uno de los grandes valores de los profesionales de atención social es su arrojo, dedicación y sentido de la responsabilidad hacia su trabajo.

Creo firmemente en que JUNTOS PODEMOS hacer mejor las cosas, comprometernos con esta nueva dimensión en la que debemos empezar a movernos, que nos fortifique como área profesional.  ¿Por qué no consideramos indispensable un Plan Estratégico en Servicios Sociales y es incuestionable en áreas como infraestructura o economía?

Si no queremos ser menos, no nos consideremos inferiores… lo social es LO SOCIAL … LA SOCIEDAD, cada uno de nosotros.

Me gustaría hacer una serie de post para ir  introduciendo esta forma de trabajar en nuestro día a día, conociendo su metodología y proponiendo acciones aplicables para mejorar nuestro trabajo.  Cada vez estoy más convencida de que es una solución para cambiar el rumbo hacia el abismo que nuestro sector profesional está tomando.

Tenemos que dignificar profesionalmente nuestra labor, potenciar todos nuestros ámbitos de actuación con evaluaciones de resultados y argumentos que fundamenten que somos mucho mucho más que “asistentas”.  

¿Te apuntas?

Leticia

Anuncios