Etiquetas

, , ,

La Ley de la OFERTA y la DEMANDA en los Servicios Sociales.

compro vendo

Desde que estallara la dichosa crisis nos han contado de todo; que si “en momentos de crisis es cuando las personas se vuelven más creativas”, que si “crisis es oportunidad”, que si “sin crisis no hay méritos”… son frases que hemos oído hasta la saciedad. Y efectivamente la crisis es todo lo que queramos que sea, pero sobre todo es un motor generador de exclusión social, de precariedad y de desigualdades. Esta es una realidad aplastante que estamos viviendo en nuestro país, en nuestra ciudad y en nuestras casas.

Cada vez más parados, más personas desahuciadas, más familias que viven bajo el umbral de la pobreza, más desesperación social y sorprendentemente más recortes sociales, menos profesionales trabajando, menos inversión social y menos recursos. La Ley de la oferta y la demanda parece que sí se respeta con el ‘boom inmobiliario’ pero no con los Servicios Sociales.

Desgraciadamente me vienen a la cabeza demasiados ejemplos que están resultando devastadores para la protección social de las personas. El último ataque a nuestro Sistema viene de manos del Concejal Fernando Egea, responsable de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Granada:

La trabajadora social del Centro de Servicios Sociales de la Chana que acudía al barrio del Cerrillo de Maracena una vez a la semana para atender a los/as vecinos/as, ha dejado de hacerlo. La explicación que nos da la Concejalía es que ha aumentado el volumen de trabajo y que hay 2 trabajadoras sociales menos en la Chana, así que no puede trasladarse a atender las demandas de este barrio.

Los profesionales de la intervención social no somos prescindibles, ninguno, y menos en estos momentos. Hacen falta más refuerzos sociales, y por supuesto mucha más oferta, porque la demanda social no para de aumentar y a la demanda social hay que darle siempre una respuesta eficaz, profesional y de calidad. Por eso, y aunque no guste, estamos en lucha activa y permanente.

No compartiré nunca que la lógica política sea cargarse la lógica social. Si se respeta esta Ley en los mercados y en la banca, también debe respetarse en los Servicios Sociales: A más demanda, más oferta, vamos digo yo

Jemi Sánchez.

Anuncios