Etiquetas

, , , ,

GOTAS III

images

GOTA Nº 17

Hoy estoy contento, oye. Hay días en los que tienes el santo de cara: había conexión a internet; la impresora también funcionaba; el portátil a su ritmo, recordándome que las prisas no son buenas consejeras, pero sacando trabajo. Todo a pedir de boca. No sé qué pensar, bueno sí: ¡con qué poco nos contentamos!

GOTA Nº 18

Mermelada de naranja amarga; eres el dulce contraste cotidiano.

GOTA Nº 19

Café solo, media de aceite, un vaso de agua y arreando que el movimiento se demuestra andando. A seguir, eres gota de agua en el mar pero imprescindible.

GOTA Nº 20

A porta gayola, que dicen los taurinos, expectante ante quien te recibe o recibes. A cara descubienta. El trabajo siempre nuevo y distinto pese al monotema de la Crisis y sus hijos Paro y Depresión.

GOTA Nº 21

Se puso una Cruz Naranja en la Mariana, bella y humilde como el trabajo bien hecho. Mucha gente la visitó y agradeció, se metía por los ojos y nos decía al oído que hay que seguir ahí.

GOTA Nº 22

El Niño de las pinturas, susurro cromático en el lienzo. Detalles mínimos de la grandeza humana diaria.

GOTA Nª 23

La música estaba respetuosa, menos que el sonido de la circulación o de la gente en la calle. Pero alguien amenazó con denunciar el estruendo. La quitamos por precaución. Estupor. Pero ahora lo agradezco, media tarde oyendo sevillanas gritonas no es fácil de aguantar.

GOTA Nº24

El sitio era perfecto. Sentado en el banco se veía sobre el inri de la cruz a Mariana bordando nuestro grito naranja en el atardecer urbano.

GOTA Nº 25

Cuantos tipos curiosos desfilaron por ella: la abuela digna y afectada; el guiri atónito y superior; el displicente; la cría pidiendo el chavico para la bandeja sorprendida por el aplauso trasero; la parejita que hace su foto para recordar-certificar que ahí estuvo; el grupo de orientales impertérritos absorviendo electrónicamente todo lo imaginable; el hombre, de cuerpo presente, con la parienta del brazo y la mente puesta en la championli que murió otra vez; la sorprendida ante una cruz “dedo en la llaga” que asiente con un ligero movimiento sí de la cabeza; el capillitas señorito andaluz sobrante donde esté. Granada y su gente.

GOTA Nº 26

No paras de oir que tú eres un gasto que hay que suprimir. Otra paga de tantas como hay lastrando el crecimiento económico. Pero recuerda, tú no sobras. Sobran las desigualdades. Sobran las injusticias. Sobran quienes las producen. Sobran los recortes indiscriminados sobre las personas más desfavorecidas. Sobran sobre todo los sobres y los sobresueldos en época de precariedad y estrecheces.

                                                                      Sebirocap

Anuncios