Etiquetas

, ,

Cleptocracia, gobierno de ladrones

cleptocracia

Esta definición es la que da la wikipedia, y de confirmarse lo que en sede judicial ha declarado el extesorero del PP Luis Bárcenas, eso mismo podrá decirse de este gobierno, que estaría presidido por un cleptómano o ladrón. También se podrá decir de la cúpula del partido, la actual y la anterior pues todos ellos presuntamente se han lucrado del botín que han venido obteniendo a lo largo de los últimos veinte años. Habríamos pasado de una democracia degradada a esta cleptocracia envilecedora.

Si todo esto se confirma y no aparece ningún juez “comprensivo y caritativo” que anule y sobresea los casos Gúrtel y Bárcenas, como ya ocurrió con Naseiro y con el propio Bárcenas y señora sobreseídos éstos en el último segundo de la competencia del juez, entonces estaríamos ante la evidencia clamorosa de estar gobernados por una banda de delincuentes que han llegado al poder financiados de forma fraudulenta mediante la mordida a muchos empresarios y bajo la contraprestación de contratos públicos, suficientemente engordados como para resarcirse de la misma.

Esto aparte de un delito imputable a ambas partes y una deslealtad flagrante a la ciudadanía rompe el principio de igualdad a la hora de competir y por tanto deslegitimaría sus triunfos electorales, triunfos que además del gobierno nacional, el mayoritario autonómico y el local, les han llevado también a ocupar las instituciones con sus  propios dorsales, conocidos o submarinos, tales como Tribunal Constitucional, Consejo General del poder Judicial, Fiscalía, Tribunal de Cuentas, etc… que tienen que adoptar o han adoptado importantísimas decisiones políticas, sociales y económicas : triunfos electorales ilegítimos que conducen a decisiones ilegítimas.

¿Y quién decidiría la anulación de esas elecciones, de los nombramientos y las decisiones adoptadas a posteriori? ¿los mismos que se han beneficiado de ellas? Es del todo improbable esa anulación, pues hemos visto ya muchas sentencias que no nos hacen concebir esperanzas en la alta casta judicial cuya elección está viciada de origen.

Y mientras la ciudadanía se sigue mirando el ombligo y se  entretiene en el absurdo debate de “el tuyo más”, este gobierno y la cúpula de  su partido, presuntos delincuentes, nos seguirán despojando de los beneficios del Estado de bienestar amparados por sus militantes incrustados en las instituciones y consumarán el golpe deimages Estado blando que llevan perpetrando desde que accedieron al poder, con la complicidad y simpatía de la troika: ahora ya no se necesitan golpes cruentos como el franquista que no sería estético, lo mismo se consigue con elecciones ventajistas, sobrados de financiación, de medios de comunicación y publicitarios provistos por los de siempre, empresarios y banqueros, y por lo que parece, de forma tramposa.

¿Y los demás partidos políticos? Desgraciadamente esta lepra cleptómana se ha hecho contagiosa como demuestran los casos Eres Falsos andaluces, Palau de la Música o ITVs  catalanas y  responden a una metástasis nacional que nos está arruinando el país.

Fernando Alvarez.

Anuncios