Etiquetas

, , ,

Y al final vinieron a por mí que soy pensionista….

 18-Septiembre-10blog

“Cuando los nazis vinieron a llevarse a los judíos,

 guardé silencio porque yo no era judío,

 (lo mismo ocurrió cuando se llevaron a comunistas, socialdemócratas o sindicalistas)…

y cuando vinieron a buscarme a mí

 ya no había nadie más que pudiera protestar .

                                                        ( Martín Niemoller , pastor protestante alemán )

……………………………………………………………………………………

-La historia siempre se repite, es cíclica y esta secuencia mortal la estamos viviendo en nuestro país desde que nos explotó la maldita crisis y se ha venido desarrollando también en línea a este poema de Niemoller :

“Cuando la crisis se llevó por delante a los sin-papeles y a los inmigrantes guardé silencio porque yo era español de toda la vida…

Cuando nuestros trabajadores se fueron al paro y se cerraron sus empresas, no me rebelé porque yo tenía trabajo fijo y seguro, era funcionario.

Cuando nuestros gobernantes, obedientes a sus amos, empezaron a recortarnos la sanidad, la educación, los servicios sociales y públicos, poniendo en la calle a millares de trabajadores, yo no protesté porque era un jubilado.

Y al final han venido a por mí que soy pensionista y me han robado la cartera … pese a las cínicas y desvergonzadas promesas de estos gobernantes que antes y después de las elecciones juraron y perjuraron que jamás traspasarían esta línea roja”

Así son estos dignos sucesores de aquellos filonazis: ahora no se lleva la eliminación cruenta, ahora se trata de  actuar contra los más vulnerables, de despojarnos de todos los derechos conquistados en estos últimos treinta años, de reproducir los guetos ya olvidados y volver a una sociedad menos igualitaria y más insolidaria, mientras ellos y los suyos se reparten  descaradamente el botín del Estado.

mafalda

-Ellos, que encubren y protegen a sus conmilitones  que han arruinado Cajas y Entidades Públicas con una gestión propia de delincuentes y que  dan por legales las indemnizaciones y jubilaciones de oro que se han otorgado  pese a su inmoralidad,  no tienen empacho alguno en destruir nuestro sistema de pensiones y robarnos aquello que ha sido devengado y consolidado durante toda nuestra vida laboral …

-Y, ¿dónde está la justicia? : tranquilos, se han cuidado muy mucho de “okupar” con sus correligionarios las instituciones que deben velar por ella, mientras nosotros nos sentimos estafados, humillados, denigrados por tanta injusticia y tanta desvergüenza. ¿Cómo es posible que unos “cantamañas”, “unos florianos o carromeros del tres al cuarto”,  ignorantes y deslenguados, se erijan de la noche a la mañana en desguazadores de todo el edificio social y  del estado de derecho  que tanto ha costado construir, que no solo no se contentan con destruir nuestra sanidad, educación y servicios sociales públicos sino que vienen a meter la mano en el calcetín vital de nuestras pensiones llenos de cinismo, descaro y vileza? ¿en manos de quiénes estamos?

Ya no podemos seguir así, no debemos pararnos, nos va la vida no solo a nosotros los mayores y jubilados sino a nuestros hijos y a nuestros nietos , y al contrario que en el poema citado, siempre debe haber alguien para seguir protestando ante la barbarie:

NO DEBEMOS CONSENTIR QUE LOS QUE NOS ESTÁN ROBANDO EL PRESENTE NOS ROBEN TAMBIÉN EL FUTURO.

Fernando Alvarez,  yayoflauta y pensionista                                                           Granada, octubre de 2013

Anuncios