GOTAS

images-6

GOTA Nº 31 

El decreto de solidaridad alimentaria, la proliferación de operaciones kilo, los acopios municipales de alimentos para repartir, todo eso se elimina fácilmente con un trabajo y un sueldo justo, con el reparto equitativo de la riqueza, con la contribución proporcional a través de los impuestos. Todo ello me recuerda la película Plácido de 1961 en la que Luis García Berlanga satiriza un eslogan “Ponga un pobre en su mesa”, eslogan potenciado por la machacante idea de dar comida tan en boga en manos del politicado. Se fabrican pobres y luego se limosnean de vez en cuando. Donde no hay justicia hay caridad.

GOTA Nº 32

Estamos en una época floreciente del lenguaje eufemístico, de “poner en valor” términos que esconden su significado o al menos lo hacen menos hiriente. Ejemplos tenemos como: impacto anual de devengo, desindexar, crecimiento negativo, ralentización de la economía, brotes verdes, modelo de sostenibilidad, inyección económica a los bancos, externalización negativa, volatilidad de los mercados, ingeniería fiscal…, etc. A mí se me ocurren algunas formas de hablar al hilo de esta moda.

  • – El incremento salarial, exceptuando el de políticos, banqueros y periodistas cercanos al poder, es un excremento como el sombrero de un picador.
  • – Dar un impulso con la extremidad inferior en la zona glútea.
  • – Favorecer la elasticidad esfinteriana para facilitar el acceso rectal de las medidas de ajuste.
  • – El volumen testicular hace improbable que las manos en posición cóncava los contenga.
  • – Tener la región vulvar de una superficie similar a la de una conocida y céntrica plaza granadina.
  • – Las razones esgrimidas por el alcalde de tal sitio hizo que se me descolgase el suelo pélvico y lo que de él pende.

Te propongo un juego para este otoño-invierno, en el que el sol se va y el frío nos empavona las neuronas, haz eufemismos de este tipo no tanto para despistar a la opinión pública sino para hacer un lenguaje chachi piruli. Incluso se convocaría, si la propuesta tiene éxito un concurso y a la persona ganadora se le podía obsequiar con un incremento patrimonial en forma oval y tendente al no infinito.

GOTA Nº 33

Con la tranquilidad que me da el saber que mi pseudónimo está encriptado y es seguro a la par que eficaz como la aplicaciones informáticas de la diputación, uno tiene sus contactos y el mío es un becario de la Conserjería del Centro Nacional de Inteligencia (quería decir para despistar la C.I.A. pero eso hace un ripio horrible con Conserjería). Este becario es de Pórtugos, aquí quizás haya pecado de inocente porque no hay tantos becarios de la Alpujarra en dicha institución y yo no quiero dar pistas. Me decía que “es altamente improbable que alguien caiga en leer tu pseudónimo de derecha a izquierda, querido ocaP” Es cariñoso el becario, no lo niego. En fin como decía, sin miedo a que me reconozcan te digo: Sé buena, sé obediente.

GOTA Nº 34

No te engaño; es difícil que te hagan un contrato multimillonario; tus derechos de imagen son cortitos o nulos; tus posibilidades de rodar un largometraje, o un corto son muy escasas; hacer un anuncio para una marca famosa idem de lienzo; que te llamen a una entrevista en prime time en una cadena nacional, chungo, chungo, en el Canal Sur es más posible.

En fin, ni tu ni yo nos haremos famosos, pero sigue en tu sitio, en tu conciencia, en tu honor: haces falta ahí.

GOTA Nº 35

Digo yo que si los bancos después de las ingentes cantidades de millones que se les ha inyectado van mejorando. Si a las personas normales y corrientes, a la gente currita después de las medidas, decretos, normativas, recorte de derechos y restricciones nos va peor en general, ¿por qué no hacen con nosotras igual que con los bancos? Seguro que mejoraríamos y mucho.

Yo dejo ahí la idea por si alguien la quiere coger, puede que algún lector o lectora con capacidad de decisión la tome en cuenta y al leerla en el post de la Marea Naranja la lleve a cabo. Oye, más raro fue lo de aquel político que canonizaron.

GOTA Nº 36

Llegas al despacho oscuro, solo, frío. Un buenos días sincero, una sonrisa de reencuentro. La luz, la persiana, la melodía de encendido del ordenador, el olor a expedientes y a cerrado desde el día anterior. Todo va despertando, cobra vida tu mesa, tu sillón, los bolis, el calendario, los carteles y pósters (algo antiguos). El parpadeo de los led del ordenador y la impresora, algún sonido puntual de aparatos que recobran el funcionamiento…

Comienza un nuevo día en tu pueblo de hoy; tuyo porque lo vives, porque lo sientes, porque te estaba esperando.

GOTA Nº 37

Qué intensidad, qué momentos proporcionan las personas tan peculiares que tratamos. Gente auténtica en su forma de ser, sin tapujos; todas, todos incluso los más desagradables, cumplen su papel con encomio. Sin trampa, sin cartón, ya nos conocemos.

La persona que te emociona hasta lo más profundo de tu ser; humilde, realista, abnegada, generosa que dicta su lección de humanidad y filosofía. La que conoce todos los despachos, de todas las administraciones y que, por qué no reconocerlo te descubre alguna novedad en ayudas y prestaciones que aún no controlabas. La persona egocéntrica, de trato uraño y que afeita un huevo con tal de sacar algo. La persona desgraciada, apaleada por la vida o por sus iguales, cuya impotencia te altera, te apiada, te hace pensar. La que no pensaba nunca sentarse enfrente nuestra, con orgullo desconcertado y pensando a dónde ha tenido que llegar a parar. La que pasa de todo y que por uno le entra y por otro le sale la enésima conseja que le pide que cambie.

La concejala que te pide una actividad, un viaje para los mayores, una charla; algo, lo que sea, qué más da pero que redondee la semana cultural… Como no hay elecciones y hay crisis el dinero se queda en otros negociados. Ella aprovechando la tranquilidad del despacho que te hace la confidencia de que los políticos son unos …ones, que los partidos tenían que tener más honestidad, pero que ella es distinta y solo mira por su pueblo.

GOTA Nº 38

 No está todo perdido, no seas catastrofista. Hay nuevas posibilidades. Tu desigualdad social, tu desgracia, tu enfermedad, tu miseria puede hacerte famoso. Ve, o mejor, llama a un programa de la tele, serás protagonista en tu cuarto de hora de gloria de una lluvia de ofertas y chavicos más o menos generosos. Servirás de espectáculo, serás el mono de feria para que la gente cómodamente sentada y anestesiadilla por el sopor de la digestión, desde el sofá te mire la cara, los dientes, el trasero si algún plano lo permite y luego te ayude. La presentadora con cara bobalicona y babosa jugará con tus lágrimas. Es el peaje que tienes que pagar. Pero se siente, haber llevado más cuidado para no naufragar de esa manera.

 GOTA Nº 39

 Cuando las cosas se ponen feas y hasta las encuestas de los propios medios reflejan la caida en la intención de voto; cuando se receta tercamente contención y ahorro en los costes laborales mientras que solo se ve derroche, opacidad en las cuentas, paraisos fiscales, financiación fraudulenta de partidos, defraudar a hacienda, etc. No hay nada, hasta que llegue el fútbol y otros espectáculos que una buena ración de patrioterapia. Enarbolas la bandera de la ofensa nacional o de la defensa de derechos, de valores inalienables y ya está el éxito está asegurado. Te haces el víctima y lo cascas en la ONU. Luego te olvidas y todo sigue igual, los problemas se mantienen pero has despistado y tapado los temas fundamentales.

 GOTA Nº 40

 A lo mejor es verdad que algo está cambiando. Conozco a varias personas que ya han salido de las lista del paro, unas porque no pasaron la revista, trámite inútil pero fundamental; otras que tienen un contrato de media jornada de sol a sol (fruta frecuente del frondoso empresariado). Las hay que siguen trabajando sin contrato; a algunas les dice su contrato que cobran tanto y luego en realidad en mano es mucho menos. No faltan las que echan horas a cinco euros en casas particulares, incluidas auxiliares de ayuda a domicilio. Con esto del Decreto de Ayuda a la Contratación se aprende mucho en Granada de empleo y de sus formas de contrato, anticontrato y del trato que la gente empleadora da a contratadas y contratados.

Sebirocap

Anuncios