Etiquetas

, , , , ,

LA BATALLA POR LAS PENSIONES

1395353_743890255637090_2052067254_n 

“Hay que ser muy fundamentalista para pretender que a una sociedad de hombres y mujeres libres le podría parecer razonable regularlo todo a través del mercado.

Al contrario, nos parece evidente que una sociedad de hombres y mujeres verdaderamente libres lo primero que haría sería poner casi todas las cuestiones esenciales a resguardo de la lógica del mercado”

Carlos Fernández Liria y Luís Alegre Zahonero

“El orden de El Capital”

Sobre el Estado de Bienestar

“Estoy persuadido de que ese modelo es intangible, porque constituye la gran conquista moral de la humanidad en nuestro siglo”

José Mª López Piñero

Publicado en El País, 29 abril de 2.000

Así, con esas dos citas,  comenzó a hablar Xavier P. Davila, para el auditorio compuesto por mis amigas y amigas de mis amigas que respondieron a la convocatoria.

En Capileira, habíamos acordado que tendríamos que profundizar nuestro conocimiento en la política de pensiones que el gobierno propone a nuestra sociedad.

Y, como en otras ocasiones, eché mano de un amigo del alma, al que visito siempre que subo al norte.

Le propuse una visita a Granada, una estancia en mi casa y mucho calor del bueno por nuestra parte.

No lo dudó. Está enamorado de esta ciudad que, además de hermosa, le parece paradigmática.

Nos advirtió que el tema es denso, que no podemos verlo de forma local y aislada, por eso nos pidió paciencia y atención. Y comenzó su exposición:

Año 1981

Bajo la dictadura del general Pinochet, el Gobierno chileno instaura  el único sistema de pensiones totalmente privado del mundo.

Bueno, no totalmente privado, militares y policías permanecerán dentro del antiguo sistema público de reparto.

Año 1994

El Banco Mundial publica un informe sobre la reforma de los sistemas de pensiones en el  que se refiérela sistema chileno como un ejemplo para otros países y propone la reducción de los sistemas de reparto y el desenvolvimiento de sistemas de capitalización, preferentemente de gestión privada.

 15 abril año 2009

El Gobernador del Banco de España (BE) comparece ante la Comisión no permanente de seguimiento y evaluación de los acuerdos del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados para proponer atrasar la edad de jubilación y ampliar el número de años para calcular la base reguladora de la pensión.

27 enero de 2011

CIG, (Confederación Intersindical Galega) y CGT (Confederación General de Trabajadores) convocan una huelga general contra la reforma del sistema de pensiones. El seguimiento de la huelga fue importante en los polígonos industriales y más reducido en los servicios. Decenas y decenas de miles de trabajadores y trabajadoras se manifestaron en las principales ciudades gallegas.

La huelga también fue convocada por la mayoría sindical vasca, ELA, LAB, STEE-EILAS, EHNE e Hiru.

Julio de 2011

El Gobierno presidido por J. Luís Rodríguez Zapatero, que no pudo resistir la presión de los especuladores y del gobierno neoliberal no electo europeo, publica un decreto de reforma del sistema de pensiones en el Estado español que recoge las propuestas realizadas por el Gobernador del Banco de España dos años antes.

 Agosto de 2012

El Gobierno de Mariano Rajoy se compromete con las autoridades de Bruxelas a endurecer las condiciones de acceso a la jubilación anticipada y a la jubilación parcial, además acelerará el período de transición del nuevo sistema de pensiones que la reforma de Zapatero alargaba hasta el año 2017.

Todo el mundo lo sabe, el envejecimiento de la población hará imposible mantener un sistema de pensiones público y universal. Debemos apresurarnos a suscribir planes de pensiones privados que nos garanticen una vida digna en la etapa de nuestra jubilación.

Todo el mundo sabe, también, que el Estado de Bienestar construido en Europa después de la 2ª Guerra Mundial es un lujo que ya no nos podemos permitir.

En las iglesias románicas el pantocrátor, situado en el ábside, donde inevitablemente se posarían los ojos de los fieles, recordaba todos los días de todos los meses de cada año durante siglos, que el orden feudal acataba el diseño estamental basado en la voluntad divina.

En el verano de 2007 estalla la actual, y no resuelta, crisis financiera.

En los primeros meses los dirigentes del capitalismo mundial parecen dispuestos a reformar el capitalismo financiero.

George Bush, presidente de los EE.UU. se declara preocupadísimo y dispuesto a suspender las reglas de funcionamiento del capitalismo durante unos meses, Díaz Ferrán, jefe de la patronal española – actualmente en prisión – expresa públicamente la misma idea.

Sarkozy afirma que el capitalismo debe ser refundado.

Seguro que esperan una reacción de las clases trabajadoras. 

No se produce.

 En pocos meses los dirigentes del capitalismo pasan de la preocupación a la ofensiva.

No se trata de corregir el sistema. Es la oportunidad para radicalizarlo, para hacerlo más desigual.

 Los medios de persuasión de masas, pantocrator de la sociedad de la información, difunden sin descanso la verdad incontestable: las sociedades europeas no se pueden permitir el mantenimiento de onerosos sistemas de protección social.

 Sin embargo, existe una narración alternativa.

Los sistemas de protección social, como el reconocimiento de los derechos de las mujeres, o como la acumulación de conocimiento científico, son conquistas de la civilización humana, irrenunciables, que deben ser extendidas a toda la humanidad.

La capacidad productiva de las sociedades humanas es incomparablemente superior a la de ninguna otra época.

 Por eso, es el capitalismo financierizado el que amenaza la viabilidad de los sistemas de pensiones públicos.

Es el capitalismo financierizado el que aumenta de forma exponencial la inestabilidad del sistema económico sometiéndolo a recurrentes crisis financieras.

 Establecer el bienestar común es posible, pero incompatible con la financierización.

Y tendencialmente, también incompatible con el capitalismo.

Desde finales de los años setenta una agresiva lucha de clases recorre Europa y América del Norte.

El capitalismo entiende que las cesiones realizadas al movimiento obrero después de la Segunda Guerra Mundial ya no son necesarias.

El conflicto se articula alrededor de varios ejes:

1º- La destrucción del derecho laboral.

2º- La privatización de empresas y  servicios públicos.

3º- El desregulamiento del sistema financiero.

4º- El desmantelamiento de las soberanías estatales para transferirlas a instituciones (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, banco Central Europeo) y estructuras políticas (Comisión Europea, Comité Merkel-Sarkozy en aquél momento) no controladas democráticamente.

É ahí la llave que nos permite interpretar la actual ofensiva contra los sistemas de bienestar social en Occidente.

Xavier, que se había movido de un lado a otro del salón, se detuvo.

Nadie interrumpió su silencio.

Sofía si lo hizo:

 *- Antes dijiste que ante el discurso oficial de la inviabilidad del sistema público de pensiones, había otra narración alternativa. ¿Puedes profundizar en ella?

Naturalmente, nuestro encuentro sirve para adquirir orientación, pero desarrollar la narración alternativa daría para unas jornadas.

Yo lo hago en un libro que está ya en imprenta y saldrá en breve

Pero podemos seguir con la exposición.

Y así lo hizo:

 “La Comisión Europea quiere l@s jubilad@s sean pobres”.

*- ¿Cómo sabes eso?

“Un informe publicado por la Comisión Europea (CE) sobre el futuro de las pensiones, cita 50 veces la palabra SOSTENIBILIDAD y sólo 7 veces la palabra SUFICIENCIA.

 Sostenibilidad, se refiere a la necesidad de reducir el peso de las pensiones públicas sobre el PIB.

Suficiencia, en este contexto, se refiere a la capacidad de las pensiones de garantizar una vida digna para las personas jubiladas.

A la Comisión Europea le preocupa 7 veces más el equilibrio entre gastos e ingresos que la dignidad de los seres humanos.

 EL AUMENTO DE LA POBLACIÓN EN EDAD DE JUBILARSE ES DEL 70% EL AUMENTO PREVISTO DE GASTO EN PENSIONES PÚBLICAS ES SÓLO EL 14%.

 

El informe prevé que el gasto en pensiones públicas en la Unión Europea de 27 estados pase del 11,3% del PIB en 2010 al 12,9% en 2060.

En ese mismo período la población de 65 o mas años pasará del 17,4% al al 29,5% de la población total.

El aumento de la población en edad de jubilarse es del 70%, el aumento previsto en pensiones públicas de sólo el 14%.

En el año 2010 Austria gastó en pensiones públicas un 14,1% de su PIB, un porcentaje bien superior a la prevista por la CE para 2060, ese gasto permitió que las personas jubiladas recibiesen pensiones dignas, sin que amenazase  equilibrio macroeconómico ninguno.

 Los cálculos de la Comisión Europea se realizaron sin tener en cuenta las reformas implantadas en varios países en 2011 y 2012 que, afirma el informe, disminuirán aún mas el gasto.

Mas personas en edad de percibir una pensión y un gasto que crece muy poco van a provocar el aumento de la pobreza entre las personas mayores, l@s redactores afirman que sería interesante evaluar el efecto de las reformas sobre la suficiencia de las mismas, pero se declaran incapaces de calcularlo.

Esta incompetencia contrasta con la exhuberencia y profusión de tablas cargadas de datos que ocupan más de 170 páginas.

El barroquismo, que avergonzaría a las echadoras de cartas de las madrugadas televisivas, llega a su máximo en el cálculo de la evolución del gasto en prestaciones por desempleo en el año 2060.

¿Existe algún/a economista en el mundo que se atreva a calcular el número de personas desempleadas en 2060?

En las casi 500 páginas del informe no aparece una sola vez la palabra POBREZA entre las personas mayores. Piénsese que en el reino de España, 9 millones de personas tienen como principal o única fuente de ingresos una pensión pública.

Para completar las pensiones públicas de reparto, que prevén insuficientes como consecuencia de las continuas reformas, los expertos proponen que los estados fomenten la creación y/o ampliación de sistemas de capitalización preferentemente privados.

¿Por que consideran una carga el gasto en pensiones públicas y no el mismo gasto si lo  realiza el sector privado?

El Banco Mundial propuso en 1994 reducir el peso de los sistemas de pensiones públicas. Así se abriría un espacio para los sistemas privados de capitalización. Los fondos generados servirán para aumentar el volumen de las bolsas de valores.

El objetivo de garantizar una vida digna para las personas mayores se sustituye por el objetivo de que las cotizaciones sociales contribuyan a aumentar la financierización de la economía.

La experiencia de USA, donde el peso de las pensiones privadas de capitalización es muy alto, demuestra que la pobreza entre l@s jubilad@s es mucho mayor que en los países en los que los sistemas dominantes son públicos y de reparto.

 Proponer el aumento de la pobreza entre los mayores en los países ricos es barbarie.

 A nosotr@s nos toca defender la civilización

Tan contundente final nos impactó tanto que tardamos un ratito en reaccionar. Sospechábamos que defender las pensiones de jubilación requería nuestro esfuerzo, nuestra implicación constante…pero no habíamos caído en la cuenta de que nos amenaza la barbarie.

Claro que saldremos de esta “gran estafa”, mal llamada crisis, pero con una gran herida social, la exclusión de muchas y muchas personas, no sólo mayores, también nuestr@s hij@s, nuestr@s niet@s,

Agradecimos a Xabier su viaje y su charla. Y le invitamos a continuar la tarde en la tabernita en la que solemos encontrarnos en El Realejo. Estuvimos tan a gusto que  terminamos en la plaza Mariana de Pineda, para reforzar la amistad.

He quedado ya con un amigo, que nos acompañará mañana. Es un erudito sobre La Alhambra como ciudad, y a Xabier le parece un magnífico regalo esa visita guiada.

Yo, siento que el mejor regalo son mis amig@s

María

 

Anuncios