Etiquetas

, , ,

UNAS NARANJAS CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN

logo marea naranja granada 5

Las integrantes de Marea Naranja Granada se han convertido en el altavoz y amplificador de las voces calladas de gran parte de la ciudadanía ante los atropellos, que no son pocos, y los ataques a los derechos sociales que venimos sufriendo en estos últimos años.

Su presencia continuada en las calles de la ciudad granadina y sus singulares e ingeniosas formas de protesta y manifestación forman ya parte del paisaje de esta ciudad que se han hecho eco en todas las ciudades españolas, convirtiéndose en un referente en la lucha reivindicativa y el cuestionamiento a las actuales formas de ejercer el poder de las estructuras institucionales, cuya repercusión empiezan a atronar las conciencias dormidas.

Un modelo a imitar, seguir o al que sumarse no solo por el resto de los movimientos de mareas naranjas, sino por la ciudadanía para no seguir viviendo sobre el suelo de la sordidez o bajo la pisada opresora , la mentira, la inseguridad, aceptada, conformista y consentida por la mayoría.

En ese viaje naranja, se hacen visible cada mes , los rostros destapados con nombre y apellidos, por la calles de la ciudad, reclamando derechos , recuperando dignidades, luchando contra  leyes injustas, combatiendo inequidades, destapando vergüenzas, por parte de nuestros sordos y esquizofrénicos gobiernos.

Este grupo activista, involucrado, comprometido, con sus ingentes esfuerzos por conseguir parar la barbarie en la que estamos siendo atrapados y arrastrados millones de ciudadanos y ciudadanas, y cuyas consecuencias pueden ser, de no frenarlo, devastadoras e irreparables, han logrado no solo mi respeto, sino mi admiración.

Unas pocas, pero conmovedoras voces de rebeldía, que son capaces con su ejemplo, concebir un mundo diferente al que se nos impone, cambiándolo y transformándolo.

Desde este espacio cibernético de su blog/facebook…, donde reivindican, reflexionan, trabajan, luchan, opinan, mastican incertidumbres, denuncian, tejen esperanzas de cambio, dibujan mundos, les animo a continuar con esa labor para que desde todos los escenarios posibles continúen con la tormenta de ruido prendiendo llamas con su caudaloso raudal de ideas que queman, arden y atraviesan mordazas,  porque no quiero ver el paisaje de una sociedad evanescente sin posibilidad de recuperación.

 

 Ana.

Anuncios