Etiquetas

, , , ,

LA PARADOJA DEL PARTIDO POPULAR 

images-13

Encontramos en el ideario (y en la práctica) del Partido Popular, una paradoja que, por habitual, a veces se nos deja de hacer evidente en toda su extensión.

Su posicionamiento neoliberal en asuntos económicos y su defensa a ultranza de la no intervención del “estado” en los mismos, contrasta sobremanera con la actividad y beligerancia que preconizan para este mismo “estado” en los asuntos civiles y/o morales.

Por un lado, se erigen los populares, en defensores radicales de la libertad económica, argumentando que la intervención estatal en esta materia sólo genera falta de iniciativa y dependencia. Por otro, esa relajación en lo económico se transforma en una presencia casi absoluta en asuntos morales, como los relativos a la sexualidad, a los modelos de familia, a la eutanasia, al aborto, etc. También interviene con saña el Partido Popular en temas relacionados con las libertades y los derechos civiles que ya creíamos consolidados, como los de reunión, los de manifestación o huelga.

Aplicando estos principios y entendiendo, como entienden, la acción social como una tutela estatal indeseable, y la sanidad y la educación como campos en los que el mercado cumpliría mejor el encargo de lo que lo hacen los sistemas públicos, obtenemos el modelo ideal de “estado” de los populares: un “estado” que despide maestros/as, personal sanitario o trabajadores/as sociales, mientras que sigue contratando policías y consolida un totalitarismo basado en prohibiciones, multas y cárceles.

 Así, los mismos que en un terreno son rabiosos defensores de la libertad, en otros se ponen del lado del control y la imposición, consiguiendo que los mercados se sientan libres, mientras las personas son prisioneras en su cárcel de derechos imposibles.

                                     Justo S. Fernández Cortés

Anuncios