ESTA CASA ES UNA RUINA

 Captura de pantalla 2014-06-27 a la(s) 22.13.52

No solo es el título de una conocida película americana es sobre todo la constatación de que este país nuestro, sus instituciones, sus estructuras, sus representantes… están en ruina y se caen a pedazos como ocurría con aquella mansión de la película. Veamos:

-Estos días pasados hemos asistido a la abdicación de un rey agobiado por la corrupción y los escándalos, por el descrédito tanto personal como de la propia institución monárquica que se halla también en estado de ruina…

-Tenemos un gobierno y su partido carcomidos igualmente por la corrupción, copando la mayoría de las instituciones, gobiernos de autonomías, diputaciones y ayuntamientos con centenares de sus miembros imputados o sospechosos de falta de honradez : los gúrteles, palmaaarenas, brugales, emarsas, bárcenas, cooperaciones..etc…etc conforman una inmensa ciénaga de políticos saqueadores de lo público : los españoles no nos merecemos estar presididos por un personaje bajo sospecha de corrupción, de haber recibido sobresueldos en negro, de delito fiscal en las obras de la sede de su partido y que para más desdoro nacional acaba de pilotar la proclamación del nuevo rey lo que sin duda va a suponerle a éste un funesto presagio; en fin, unos gobernantes aquejados de ruina moral…

-Además tenemos una oposición socialista desnortada, que ha perdido las señas de identidad que su fundador, un tal Pablo Iglesias, le insufló y marcha a la deriva entre personalismos y parecidas prácticas corruptas, llámense hoy Eres o ayer Filesas, prácticas que han impregnado también a su sindicato hermano, hijo del mismo padre fundador a quien vienen deshorando desde hace años; en fin éstos se hallan aquejados de ruina rampante de credibilidad que les está llevando a la irrelevancia…

-Disponemos de una alta casta judicial nacida de los pactos entre los dos grandes partidos y como ellos totalmente desacreditada, que parecen defender más que los intereses de la ciudadanía los de aquellos a quienes deben el cargo, haciéndose realidad aquella declaración de Beltrán Duguesclín :”Ni quito ni pongo rey pero ayudo a mi señor”. :ésta es otra ruina, la de la justicia e igualmente la de su credibilidad…

-Y qué decir de nuestras élites empresariales y financieras con dirigentes de patronal unos encarcelados, otros imputados o bajo sospecha, con cajas de ahorros saqueadas por tipejos que luego se marchan de rositas con millonarias jubilaciones, estafadores de preferentes protegidos por algunos jueces y fiscales mientras se persigue a quienes tratan de sacar a la luz pública la presumible cloaca que hay bajo los pies de esta gentuza bancaria, repitiéndose la paradoja de un mundo al revés como ya ocurrió con nuestro juez más prestigioso e internacional, Garzón, expulsado de la carrera judicial por haberse atrevido a desvelar el peor caso de corrupción política habido en nuestro país, el Gúrtel. Mientras la mayoría de los españoles sufren en sus carnes la mayor ruina y postración, estas élites económicas prosperan de forma descarada ahondándose las desigualdades que nos hacen hoy día el país más desigual de la Eurozona.

-Así está esta nuestra casa llamada España: un país en ruina económica y moral, con unos políticos, la casta, que llevan décadas usufructuando el pastel del Estado y al servicio del poder financiero y empresarial en cuyos consejos de administración recalan desde la política para garantizarles a éstos los puentes de connivencia con las nuevas remesas de gobernantes y perpetuar así la dictadura de esas élites.

-Pero afortunadamente algo se mueve tras las elecciones europeas: parece que está cristalizando el espíritu del 15M, un ansia de dignidad y de justicia por la implantación de una verdadera democracia donde los ciudadanos seamos los protagonistas y no las élites ni los poderes foráneos. Intuyo que va a ser un vendaval de vida que barrerá todo lo decrépito y corrupto actual, que renovará profundamente las instituciones y colmará por fin las esperanzas y las ilusiones hasta ahora defraudadas. Podemos conseguirlo.

 

Fernando Alvarez. Yayoflauta . Granada