Etiquetas

, , , , , ,

¿De qué me hablas?

580807_858230957552169_1955401518_n

Desde la muerte de Quinito nos habíamos conjurado para no callarnos ante el gran saqueo.

Su madre, mi amiga Sofía, va superando el duelo con terapia de palabras.

Nuestro salón malva está cruzado de cordeles donde vamos colgándolas a medida que hacemos tertulia alrededor de cada una de ellas. Tenemos ya una guirnalda de sanación.

1.- Silencio

a).- Silencio que puede ser bálsamo, refugio, lenguaje. Así lo utilizamos nosotras la tarde en que iniciamos el duelo colaborativo. Mujeres adultas y mayores, jugando como niñas al juego de la amistad, amistad de la buena.

b).- Silencio que puede ser un arma de destrucción social.

Condenar al silencio a miles de personas que sufren, en los márgenes, el abandono del gobierno elegido por la sociedad. Se les niegan derechos básicos, como el trabajo, legislando para que la precariedad sea la norma.

El silencio institucional se impone para que no se distorsione el discurso oficial, ese tramposo eco de la realidad.

2).- Realidad

a).- La tuya, la de Sofía, la mía, gentes de carne y hueso, sangre caliente, cerebro ágil, corazón limpio. Muchas más palabras nos definen. También la de solidaridad.

b).- La que viven los psicópatas que nos gobiernan. Porque hay que serlo, para gobernar ajenos al daño que nos producen.

3).- Solidaridad

a).- La que ejercen miles de personas de nuestra sociedad porque se resisten a que los “saqueadores” vayan dejando tantos cadáveres en su cabalgada de la desigualdad criminal que nos imponen a golpe de decreto.

10478208_674161025971058_7453281244340991069_nNo salen en los informativos – la ley del silencio funciona – pero son muchos, muchísimos, por todas partes la ejercen.

b).- La que ejercen las élites gobernantes y los amos del IBEX 35. Forman un equipo de élites extractivas. Extraen nuestros impuestos, nuestros salarios, para tapar los agujeros de sus bancos y sus multinacionales.

4).- Crimen

a).- Mis amigas y yo del único crimen del que nos avergonzamos es el de haber estado pasivas durante un tiempo ante el “gran saqueo”. Porque la pasividad de la mayoría social es el colchón en el que se amortiguan los zarpazos y los golpes que los poderosos van dando a los más débiles.

b).- Su crimen, el de ellos, lo teatralizan desde las pantallas planas cuando niegan la malnutrición de muchos niños y niñas españoles/as.

Los mismos que se envuelven en variados trapos del patrioterismo de cuartel, trompeta y bandera, convierten nuestra tierra común en un país que se desentiende de los fines prioritarios de un Estado Social.

5).- Crisis

Su gran coartada.

Nosotras decimos MODELO.

Cuando a nuestro lado alguien habla de la crisis y repite esa gran falacia, nos volvemos y preguntamos ¿De qué me hablas?

¿Hemos de callarnos? No. Claro que no.

Tenemos que desmentirlo.

 Porque conocemos la Tª del shock.

Porque sabemos lo que hacen.

.- En 3 años de mandato del actual gobierno ha crecido la Deuda Pública a pesar de los recortes en Educación, Sanidad y Dependencia.

.- Va ya por la escalofriante cifra de cien mil millones de euros el dinero empleado para
el rescate a la banca a pesar de tres reformas del sistema financiero.

.- Mantienen a sus “partidarios” – de partido – en cargos superfluos y bien remunerados en Diputaciones y distintos niveles de la Administración.

.– El pasado Consejo de Ministros – el último del tramo legislativo – aprobó un crédito extraordinario de 883 millones para Defensa.

Con éste llegamos ya a los 3. 540 millones de euros aprobados fuera de los Presupuestos Generales del Estado desde que Morenés preside el Mº de Defensa.

No hay dinero para mantener abiertos en verano los comedores para niños que están en riesgo de pobreza o exclusión social, comedores que hasta la Defensora del Pueblo ha recomendado mantener, pues muchos de ellos no tienen una comida completa o adecuada al día.

Dice el Gobierno que es para no “estigmatizar” a los niños pobres, aunque Save The Children ha propuesto alternativas para que no sea así, como enmarcar esas comidas en actividades lúdicas o campamentos. Ni caso.

No hay dinero para becas de estudiantes, muchos de los cuales han tenido que abandonar la universidad por los recortes de esas becas y la subida de las tasas.

Tampoco hay dinero para profesores de educación infantil, primaria y secundaria, se despide a cientos de interinos y se cierran colegios rurales. La Marea Verde lleva tiempo alertando de la tragedia futura que suponen esos recortes. Ni caso.

 No hay dinero para los servicios sanitarios, que, a causa de los recortes, reducen10502241_781743928543583_8407597506434392346_n personal, cierran camas hospitalarias, aumentan las listas de espera, sobrecargan de trabajo a los profesionales y cada vez ofrecen menos prestaciones, lo que, según el Foro Español de Pacientes, tendrá consecuencias negativas, principalmente, en las personas con menos recursos. Ni caso.

No hay dinero para los pensionistas, muchos de los cuales sobreviven con una cantidad mísera y es posible que acaben por no sobrevivir a la miseria, al ser víctimas directas de los recortes sanitarios, de los recortes en las plazas de residencias públicas y del incumplimiento sistemático de la Ley de Dependencia (eso sí, el Gobierno potencia las pensiones privadas reduciendo las comisiones en un 30%).

Pero hay dinero para rescatar a la banca, cuya factura, que en su mayor cuantía se carga a los contribuyentes, ya multiplica por 6 los recortes en Sanidad y Educación..

Y, como vemos, también hay dinero para armamento.

Así que, en lugar de comedores para niños necesitados, tendremos aviones EF-2000, es decir, aeronaves de combate. En vez de escuelas, tendremos Airbus A400M, es decir, aviones para transporte militar.

En vez de maestros, tendremos vehículos Pizarro, es decir, tanques de combate de infantería. En vez de camas en hospitales, tendremos helicópteros Tigre, es decir, aparatos de ataque para misiones contra carros de combate. En vez asistencia o residencias de ancianos, tendremos helicópteros NH-90 para lucha antiaérea. De la cultura mejor ni hablamos: para qué queremos cultura si tendremos misiles anticarro C/C Spike. Fabricados, por cierto, por Israel.

 ¿Por qué compra España armamento? ¿Por qué no atiende a las necesidades básicas de los ciudadanos pero dota al ejército de una flota de vehículos y proyectiles que solo sirven para hacer la guerra, destruir y matar? ¿Por qué se destina dinero extra a Defensa, que tiene ya una deuda de 30.000 millones de euros con la industria armamentística? Es un sinsentido tal que solo tiene una explicación: el negocio de esas empresas armamentísticas y las comisiones millonarias que se llevan sus consejeros, como lo ha sido el propio ministro Morenés.

Con sus prioridades de gasto, el Gobierno demuestra una falta de ética que resulta insoportable para un país que está sufriendo como el nuestro. Y hacer ese reparto del dinero público en un momento en el que los escándalos económicos de políticos e instituciones nos convulsionan a diario, solo pone en evidencia que estos políticos y estas instituciones no debieran estar legitimados para seguir manejando ni los presupuestos ni los derroteros del Estado. Porque son políticos e instituciones que están dando guerra cuando debieran estar velando por una paz social que sus decisiones y sus actuaciones ponen en peligro. No puede ser que haya dinero para aviones de combate y no para niños en exclusión social. No puede ser. Y está siendo.

Pero nosotras no vamos a asistir pasivamente a la repetición de la palabra crisis para justificar el gran saqueo. Lo menos, lo menos que haremos será volvernos y preguntar ¿De qué me hablas?

María.