OPERACIÓN   CIUDADANOS

images-2

 Si queremos que todo siga igual, es necesario que todo cambie (G.T.di Lampedusa)

Asistimos a un milagro político: un partido con escasa representación en el Parlament de Cataluña, en la derecha del espectro político catalán y al que las encuestas a final del año pasado le daban entorno al 2 % , sube ahora como la espuma. Con un líder que para hacerse visible inició su carrera política despelotándose públicamente y que a lo largo de sus nueve años en la Cámara catalana ha venido mostrando sus preferencias derechistas aliándose a menudo con el PP, ha concurrido a elecciones europeas junto a formaciones ultras, se ha negado votar a favor de la retirada de la ley del aborto de Gallardón, a condenar el franquismo o absteniéndose de pronunciarse sobre la Memoria Histórica. Un partido que en términos de transparencia ha tenido problemas con la Sindicatura de Cuentas catalana, ha mostrado su incoherencia en la lucha contra la corrupción manteniendo cínicamente como asesor a su ex número dos en el Parlament acusado de fraude fiscal y recibido un suspenso de Transparencia Internacional.

-Este es el CIUDADANOS conocido, nada que ver con el trasvestido que nos están vendiendo. ¿Y por qué ahora y por qué razón? La respuesta sin duda sea así: las encuestas anunciaban que Podemos arrasaba y podía llegar a gobernar mientras el PP se desplomaba resonando esto en los consejos de administración empresarial y financiero.

Y la decisión parece haber sido clara : “ hay que parar a Podemos “el partido nacido de entre los indignados del 15M, a la vez que “hagamos un Podemos de derechas”, y ahí está el NUEVO CIUDADANOS .Mientras a los primeros se les denigra por “tierra, mar y aire”, a los segundos se les sube a los altares como regeneracionistas, ambigüedad calculada y recetas neoliberales del flamante equipo económico que le han preparado para traer más desigualdad. Frente al radical Iglesias, desde muchos medios de comunicación “mediatizados” se encumbra al bien aseado Rivera, con su discurso de regeneración democrática y contra la corrupción, calcado del mismo Podemos.

-Y una campaña bien orquestada nos ofrece al NUEVO CIUDADANOS como una nueva UCD , una derecha más razonable que la corrupta del PP pero ya conocida en Cataluña, derecha rancia y oportunista pues no en vano Rivera militó durante seis años en el PP. Una campaña donde parece que no hay problemas de financiación y algunas listas electorales se rellenan con tránsfugas y “paracaidistas” a los que se impide ir a debates preelectorales que comprometan la marca CIUDADANOS que gana votos, cuestionando así su cacareada transparencia y regeneración democrática.

-Hay quienes quieren abortar el cambio profundo al que aspira este país traicionando a millones de desesperados y en la indigencia valiéndose de este recambio de urgencia que es el NUEVO CIUDADANOS, para que las cosas sigan exactamente igual.

Ante la oportunidad que nos brindan las próximas urnas, deberíamos sopesar las diversas opciones y evitar que algunos nos den GATO POR LIEBRE.

 

Granada, mayo de 2015.                                                       Fernando Alvarez