“LOS NADIES”

Captura de pantalla 2015-04-26 a las 22.25.37

En estos días estamos presenciando con estupor la gran tragedia de la inmigración y como miles de personas mueren y desaparecen en el mar ante la impasividad del resto de la sociedad. A muchos de nosotros nos causa sentimientos de impotencia, rabia, indignación ante la magnitud de este genocidio silencioso, ya que las víctimas ni siquiera tienen voz para alzarse y reivindicar sus derechos como personas. Esta tragedia contrasta con otras en donde se trata de ciudadanos europeos a los que los medios de comunicación les ponen rostro, nombre, historias, familias que quedan destrozadas y consiguen aún más aflorar nuestra sensibilidad ante la fatalidad de la pérdida de vidas humanas y nos lleva a cuestionarnos el por qué de esta situación o cómo se podría haber evitado. Sin embargo los inmigrantes que están llegando a las costas europeas y los que se quedan en el camino son “los nadies” como los llama Eduardo Galeano, gente sin rostro, sin nombre, sin historias truncadas.

Es por ello que quiero rendir un homenaje a estas personas y al reciente fallecido Eduardo Galeano que a través de sus escritos daba voz a “los nadies”:

Sueñan las pulgas con comprarse un perro

Y sueñan los nadies con salir de pobres,

Que algún mágico día

Llueva de pronto la buena suerte

Pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy,

Ni mañana ni nunca,

Ni en llovizna cae del suelo la buena suerte,

Por mucho que los nadies la llamen

Y aunque les pique la mano izquierda,

O se levanten con el pie derecho

O empiecen el año cambiando de escoba.

Los nadie: los hijos de nadie,

Los dueños de nada.

Los nadies, los ningunos, los ningunedados,

Corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos

Que no son, aunque sean,

Que no hablan idiomas, si no dialectos.

Que no profesan religiones,

Sino supersticiones.

Que no hacen arte, sino artesanía.

Que no pranctican cultura, sino folklore.

Que no son seres humanos,

Sino recursos humanos.

Que no tienen cara, sino brazos

Que no tienen nombre, sino número.

Que no figuran en la historia universal,

Sino en la crónica roja de la prensa local.

Los nadies,

Que cuestan menos

Que la bala que los mata.

EDUARDO GALEANO

Anuncios